Pasta a la espirulina con almejas

 En Recetas, Sin categoría

¡Uuuuummmmmmm!! :p ¡¡Pasta a la espirulina con almejas!! Suena bien, ¿verdad? Pues sabe mejor 😉

He escogido para hacer este plato un tipo de pasta de trigo integral con espirulina por el sabor a mar que aporta este “alga” (que en realidad es una cianobacteria, pero esto ya es otro tema) y por sus propiedades ya que tiene proteínas fácilmente digeribles y gran cantidad de minerales, vitaminas, ácidos grasos esenciales,… Al ser un alimento tan potente, con muy poquita cantidad es suficiente para obtener todas sus propiedades sin pasarnos de yodo, que puede perjudicar a aquellas personas que tengan la tensión alta o problemas con la tiroides.

Os cuento cómo se hace:

Ingredientes

  • 200gr de pasta a la espirulina (en concreto yo usé canneroni – no confundir con caneloni :op )
  • 400gr de almejas
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco
  • 1/2 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cayena (al gusto)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 hoja de laurel

Preparación

Antes de nada se ponen las almejas en remojo en agua con sal durante 1 hora para que suelten toda la arena. Se tiene que cambiar un par de veces el agua y pasada la hora, se ponen en un colador bajo el chorro de agua fría para que terminen de limpiarse.

Después en una sartén se pone el vino blanco y cuando esté caliente se añaden las almejas. Esperamos unos 3-5 minutos a que abran, y las que no lo hagan las tiramos ya que está muerta y no se puede comer. Al terminar separamos en un plato las almejas y colamos con un colador bien finito el vino y lo reservamos en un bol.

Al mismo tiempo, se pone el agua a hervir con un chorrito de aceite, la hoja de laurel y una pizca de sal y cuando hierva se añade la pasta y se hace hasta que quede al dente.

En una sartén grande ponemos un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolla cortada en dados pequeños. Cuando comience a hacerse añadimos el ajo, la cayena, el perejil picado. Añades las almejas y el vino ya limpio y cocinamos hasta que se evapore un poco un par de minutos, por último se añade la pasta y se mezcla todo bien durante unos minutos para que coja el sabor de la salsa. ¡Y a disfrutar! 🙂

 

Compartir artículo:

Deja un comentario