Tarta de batata, canela y pasas

 En Blog, Recetas, Vegetarianas

La idea de hacer esta tarta de batata, canela y pasas surgió cuando la madre de mi profe de nutrición, Claudia, hizo una para que llevara por su cumple al curso y a todas nos encantó porque era ligera, dulce pero no demasiado y además sana, vamos, la tarta perfecta para quienes están aprendiendo a comer sano y nutritivo 😉 Además, al llevar harina de espelta es mucho más digerible que las que llevan trigo ya que la espelta no ha sido modificada genéticamente y su glúten es mucho más fácilmente digerible y tiene mucha fibra por lo que regula el tránsito intestinal.

Ingredientes

  • 500gr de batata cocida
  • 300gr de harina de espelta
  • 80 – 100gr de avellanas crudas (2 puñados más o menos)
  • 3 huevos (yo siempre uso del tipo 0 ó 1, ambos son de gallinas en libertad)
  • 150gr de panela rallada/molida
  • 1 y 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma (rasa)
  • 1 ó 2 cucharaditas de maca (al gusto)
  • 1 taza de zumo de manzana natural
  • Levadura de panadería (25gr- 1 bloquecito de los que se venden en supermercados)
  • 100gr de uvas pasas
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra (un par de cucharadas)

Utensilios necesarios

  • Batidora de varillas (yo usé la manual)
  • Molde para tartas
  • Bol grande para mezclar los ingredientes
  • Olla grande para hervir las batatas

Preparación

Se ponen las batatas en el recipiente bien cubiertas de agua y se cuecen las batatas hasta que queden lo suficientemente blandas como para poder hacer puré con ellas con un tenedor sin esfuerzo, aproximadamente 20 minutos o media hora, dependiendo del tamaño de las batatas.

Mientras se cuecen se pone el horno a precalentar a 180ºC y mientras bato los huevos en un bol grande y añado la panela mientras voy mezclando los ingredientes con las batidora de varilla o en su defecto con un tenedor. Después añado la canela, la cúrcuma, la maca, el aceite de coco y el de oliva y se mezcla todo bien. A continuación, se añade la taza de zumo natural o licuado de manzana junto con la harina de espelta, tamizando esta última para que no queden grumos.

Por otro lado, se muelen las avellanas hasta que quede una “harina” y se añade también a la mezcla, así no echamos tanta harina de espelta y nos sale un postre más rico nutricionalmente ya que también tiene una cantidad considerable de proteínas.

En un vaso de agua templada, se pone la levadura de panadería y cuando esté bien disuelta en agua se añade al resto de los ingredientes de forma que quede repartida lo más uniformemente posible (si usas levadura en polvo se añadiría directamente sin disolverse en agua).

Una vez mezclado todo, le añades las pasas y vuelves a mezclar para que queden repartidas homogéneamente por toda la tarta. Puedes dejar alguna para decorar por encima o echarle canela, pero ojo que está especia tiene un sabor intenso que puede llegar a cansar. Otra opción es poner coco rallado por encima o bien antes de que se haga para que se tueste o justo cuando sacamos la tarta del horno para decorar y porque da un sabor muy rico.

La tarta de batata con canela y pasas se tiene que hornear unos 50 minutos a 180ºC. ¡No olvides precalentar el horno!

Quiero dedicarle esta receta a la madre de Claudia ya que desafortunadamente falleció unos meses después de haber probado su maravillosa tarta y aunque sea un infímo aporte a todo lo que ella fue, al menos quería que quedase este recuerdo en mi humilde blog de cocina.

 

Compartir artículo:

Deja un comentario