Lentejas con batata y verduras

 En Blog, Recetas, Veganas, Vegetarianas

Esta receta es de las fáciles fáciles (sí, así, dicho doble, para enfatizar), vamos que va a ser difícil que te salgan mal las lentejas con batata y verduras 😉

Es un plato de cuchara muy completo porque vamos a añadir un buen puñado de almendras crudas a las lentejas para cubrir la escasez de metionina de las lentejas y así conseguir proteína completa gracias a la que aporta las almendras, además de todas las vitaminas de las verduras. Las almendras bien trituraditas ayudan a espesar un poco la salsa de las lentejas y da un toque de sabor rico pero nada intenso.  Si no queréis usar almendras, en su defecto, se pueden echar 1 puñado de semillas (chía, sésamo, …) al terminar la cocción de las lentejas o al comienzo arroz integral o un puñadito de algas (que no dan sabor en esa proporción y que además son ricas en minerales) para complementar los aminoácidos limitantes de las legumbres y obtener proteína completa.

Me gusta mucho el toque que le da la batata (una gran opción para el otoño), un pelín dulce cuando te toca en alguna cucharada de lentejas, que combinado con el pimentón y el curry le da un sabor diferente. Ni dulce ni picante, exótico.

La batata, boniato, patata dulce o camote es un tubérculo, como la patata, pero mucho más nutritivo (sobre todo la variedad con la carne anaranjada) que ésta, que es muy rico en antioxidantes, fibra, betacarótenos (que se transforman en vitamina A) por lo que es muy bueno para la vista, la piel, es bueno para la circulación, para la memoria,

Ingredientes

  • 250gr de lentejas pardinas
  • 1 batata pequeña naranja o media grande
  • 1 puñado de almendras crudas
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates pequeños
  • Berenjena (un trozo o una pequeña)
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla pequeña
  • Brócoli (opcional, yo lo eché por variar un poco pero no suelo echarlo)
  • 1 y 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de cominos
  • Perejil
  • Cilantro fresco
  • 2 clavos de olor
  • 1 hoja de laurel
  • 1 chorrito de aceite de oliva

Preparación

Se ponen las lentejas en remojo la noche anterior (o al menos 6 horas) con 1/2 cucharadita de cominos, cambiando un par de veces el agua. A la mañana siguiente, se pone en una olla un poco de aceite para rehogar las verduras y la batata. Lo primero que añadimos son las cebollas, y cuando comiencen a hacerse las batatas. Dejamos que se hagan 3 minutos y colocamos las demás verduras: pimiento verde, tomates, berenjena, zanahorias y brócoli. Después se añade el pimentón, la cúrcuma, el laurel, los clavos de olor, el perejil, el cilantro fresco y la otra media cucharadita de cominos y se mezcla bien con todos los ingredientes. Se cocina durante un par de minutos y a continuación, se añade agua hasta cubrir los ingredientes un par de dedos por encima y se deja que se vayan haciendo a fuego lento durante media hora o un poco más, hasta que la batata esté en su punto. Cuando queden 5 minutos para que estén las lentejas listas, echamos las almedras bien trituradas, como si fuese una harina.

Lo dicho, un plato fácil y sencillo, muy nutritivo, que entra muy bien en invierno pero que no nos dejará con sensación de pesadez para seguir con nuestro día a día. ¡Qué lo disfrutes!

Compartir artículo:
Comentarios
  • Raquel Abril arevalo
    Responder

    Se ven super ricas y bien nutritivas.

Deja un comentario