Fabes con almejas y perejil

 En Blog, Recetas

Me encantan las legumbres, y más en días de invierno, donde templan el cuerpo y te dan la energía suficiente para seguir con el día, eso siempre y cuando las hagamos ligeras que sino lo único que te apetece hacer es echarte una buena siesta… Por eso, hoy os quiero contar mi receta de fabes con almejas y perejil que si bien son muy nutritivas, se digieren mucho mejor que la fabada. Es una receta muy sencilla de hacer pero que requiere que estés en casa unas 3 horas para darles el toque de vez en cuando, si quieres hacerlo al modo tradicional que es como más ricas quedan.

Muchas recetas de fabes con almejas no tienen ni perejil ni algas kombu pero yo los añado por dos razones: porque le dan un toque de sabor muy rico, pero no intenso (en el caso del kombu ni se nota) y por sus propiedades; ambos son excelentes para digerir las legumbres (el alga kombu además evita que se formen gases), pero además:

El perejil contiene calcio, hierro, fósforo, azufre y vitamina C, tiene propiedades antioxidantes, diuréticas y ayuda a controlar la hipertensión.

El alga kombu posee más calcio que la leche (que además es más fácilmente asimilable), provitamina A, vitaminas del grupo B, magnesio, Zinc y fósforo. Asimismo, ayuda a eliminar los metales pesados, tal como se demostró en un estudio publicado en la revista científica “Applied Biochemistry and Biotechnology”.  Pero recordad siempre que con un pellizco de algas o una tira es suficiente para un solo guiso ya que es un alimento muy potente. Además, se deben tomar con moderación si se tienen problemas de tiroides por el yodo que contienen.

Os cuento mi receta:

Ingredientes (Para 6 personas)

  • 800gr de fabes
  • 1kg de almejas
  • 1 manojo de perejil fresco
  • 1 puñadito de algas kombu
  • 3 ó 4 pimientas de Cayenas
  • Caldo de pescado o marisco (2 ó 3 litros aproximadamente)
  • 1 chorrito de vino blanco (medio vaso o un poco más)
  • 4 dientes de ajo pequeños
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde pequeño
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante (al gusto)
  • 3 hebras de azafrán
  • Sal del Himalaya

Preparación

Antes de nada, el día anterior pondremos en remojo las fabes durante toda la noche o unas 12 horas.

A la mañana siguiente, lo primero que hacemos será poner las almejas en agua fría con sal, cambiándola unas 2 ó 3 veces durante las 2 horas aproximadamente que tienen que estar en remojo. Esto lo hacemos para que suelten la arenilla.

Cocemos a fuego alto las fabes en el caldo de pescado o marisco, se pone el suficiente para que esté un par de dedos por encima de las legumbres. Añadimos también un buen chorro de aceite de oliva virgen y el puñadito de algas kombu. Cuando comienza a hervir, añadimos la cebolla, 3 ajos (el otro lo reservaremos para las almejas) y el pimiento verde muy picaditos.

Dejamos que cueza todo durante media hora, tras la cual añadiremos dos de las pimientas cayenas (las otras dos las dejaremos para cuando preparemos las almejas) bien picaditas, el pimentón picante o dulce (a mí me gusta más picante, pero va en gustos), las 3 hebras de azafrán, un poco de sal y removemos bien. Recuerda que al ser un guiso con marisco, es mejor que dejes un poco sosas las legumbres hasta añadir las almejas donde rectificaremos; sino pueden quedar saladas y eso sí que tiene mal arreglo…. Una vez mezclado todo, bajamos a fuego medio para que se vayan haciendo las fabes lentamente.

Después, dejas que se hagan las legumbres durante unas 2 horas aproximadamente a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que no se peguen y controlando que no se quedan sin agua. Pasada 1 hora se echa un poco de agua fría para “asustar” las fabes. Al hacer esto se rompe el hervor y así las alubias no pierden la piel ni se rompen. Esto lo haremos un par de veces más o menos cada hora.

Cuando las fabes ya estén tiernas, bajamos a fuego lento y las dejamos reposar mientras hacemos las almejas.

¿Cómo preparar las almejas?

Después de haber tenido unas dos o tres horas en remojo las almejas, y de haberles cambiado el agua varias veces, quitamos las que tengan la concha rota y preparamos una sartén con un poco de aceite a fuego lento. Una vez caliente, añadimos las dos cayenas, el perejil fresco y el ajo que nos quedaban, todo bien picadito, y echamos las almejas. Removemos todo bien y añadimos el chorrito de vino blanco. Subimos a fuego alto y tapamos la sartén 2 ó 3 minutos hasta que se abran las almejas. Las que no se hayan abiertolas desechamos. Dejamos que se evapore un poco el vino con la sartén destapada, y echamos tanto las almejas como el “juguito” que nos ha quedado a la olla con las fabes. Mezclamos todo muy bien y dejamos que coja sabor todo junto durante otros 5 minutos. Probamos y si hace falta algo más de sal la añadimos. Una vez que esté al gusto, servimos las fabes y sólo queda disfrutarlas… Ummmmmmm…

 

 

 

Compartir artículo:

Deja un comentario